Huile de CBD au meilleur prix !

Descubra los aceites sublinguales, defendidos en muchos trastornos debido a la ansiedad, el estrés y algo de dolor. Uso por voz sublingual... unas gotas bajo lenguas permitiendo un consumo de CBD lo más saludable posible, sin propilenglicol como en e-líquidos y sin vapor...

Los aceites de CBD, se pueden tomar diariamente o puntualmente... El CBD puede ayudar a reducir el dolor interno inflamatorio, disminuir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño...

aceite-de-cbd-20-elite-cbd-de-espectro-completo
59,90 € 41,93 €

Veinte

  • -30%
  • -30%
aceite-de-cbd-20-elite-cbd-de-espectro-completo
74,90 € 52,43 €

Veinticinco

  • -30%
  • -30%
CBD-Huile-de-chanvre-CBD-30-Capsules-1000mg-Enecta-1
  • Fuera de stock
CBD-Huile-de-chanvre-CBD-Medium-1000mg-10ml-Cibdol-1
  • Fuera de stock
Cáñamo Tricolor 40 % Broad
89,90 € 62,93 €

Cáñamo Tricolor 40 % Broad

  • -30%
  • -30%
Cáñamo Tricolor 30 % Broad
79,90 € 55,93 €

Cáñamo Tricolor 30 % Broad

  • -30%
  • -30%
Cáñamo Tricolor 20 % Broad
59,90 € 41,93 €

Cáñamo Tricolor 20 % Broad

  • -30%
  • -30%
Cáñamo Tricolor 10 % Broad
39,90 € 27,93 €

Cáñamo Tricolor 10 % Broad

  • -30%
  • -30%
Cáñamo Tricolor 5 % Broad
24,90 € 17,43 €

Cáñamo Tricolor 5 % Broad

  • -30%
  • -30%
Cáñamo Tricolor 10 % Full...
  • -30%
  • -30%
Cáñamo Tricolor 20 % Full...
  • -30%
  • -30%
Cáñamo Tricolor 30 % Full...
  • -30%
  • -30%
Aceite de CBD 5 Full Spectrum - Elite CBD
19,90 €

Cinco

  • Fuera de stock
Diez
29,90 €

Diez

  • Fuera de stock
Quince
44,90 €

Quince

  • Fuera de stock
Cuarenta
104,90 €

Cuarenta

  • Fuera de stock
Huile HHC + CBD
  • Nuevo

Aceite de CBD, les questions fréquemment posées:

Al igual que su nombre "cannabidiol", el aceite de CBD es un aceite a base de cannabis, que se utiliza generalmente por sus propiedades antiinflamatorias, relajantes y calmantes. Es una sustancia perteneciente a la familia de los cannabinoides, que está presente en esta planta en una proporción de entre el 0,1 y el 2,9%. Está especialmente presente en las semillas, a diferencia del THC o Tetrahidrocannabinol que está más presente en las flores y las hojas.

Es importante señalar que el THC es ilegal en muchos estados, pero el CBD, en cualquiera de sus formas, es 100% legal en casi todos los estados. Esto se debe a que se utiliza con fines medicinales.

El aceite se suele utilizar junto con el e-líquido de CBD que también se encuentra en los cigarrillos electrónicos. También es posible obtener aceite de CBD a partir de una mezcla de cristales de CBD y aceite de otras plantas, como el aceite de oliva, de nuez, de girasol o de avellana. Hay que tener en cuenta que el aceite de la planta de cáñamo es el más buscado porque es 100% Cannabis. Los otros, en cambio, tienen los mismos efectos, sólo que el sabor cambia según la planta utilizada.

El aceite de CBD tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, por lo que es muy demandado en casos de dolor permanente. Esto se debe a la presencia de un sistema anticanabinoide en todos los mamíferos, incluidos los humanos. Un sistema de comunicación fisiológica que gestiona el dolor, la respuesta inmunitaria, la inflamación, el apetito, la memoria, el estado de ánimo y las emociones. El aceite de CBD se encarga entonces de aportar equilibrio a cualquier alteración del cuerpo humano. Produce un efecto séquito, es decir, una acción sinérgica de todos los elementos más potentes.

En la vida cotidiana, se utiliza con fines medicinales tanto para las personas como para los animales. Tiene efectos relajantes y analgésicos, pero no produce un subidón debido a la ausencia de un efecto psicotrópico. Y a lo largo de los años ha ganado popularidad como complemento alimenticio.

En general, el aceite ayuda a aliviar el dolor, incluso el crónico. Con su capacidad para permitir a los consumidores descansar y relajarse mejor, también tiene el poder de darle una mejor calidad de sueño por la noche y mantiene la vigilia y el estado de alerta durante el día. El aceite de CBD es, por tanto, una sustancia muy práctica en manos del ser humano para refugiarse de los inevitables dolores que uno tiene que sufrir en algún momento de la vida.

El aceite de CBD, el aceite vegetal del cannabis, tiene muchos beneficios para el cuerpo humano. Puede ingerirse o aplicarse a la piel como producto cosmético. Contiene muchos ácidos grasos esenciales, Omega 3 y Omega 6 que se utilizan para diluir el CBD.

El aceite de cannabidiol también contiene vitamina E y minerales y es el aceite de semilla de cáñamo el que contiene los terpenos naturales. Los aromatizantes son opcionales, pero se recomiendan para mitigar varios sabores y olores indeseables. Es obligatorio incluir un extracto de cannabinoides, que puede ser aislado o completo, dependiendo de los deseos del productor.

Sin embargo, la composición varía de un aceite a otro. Lo que se acaba de mencionar es la base, los ingredientes comunes entre cada tipo de aceite. Lo importante a la hora de elegir un aceite de CBD es tener una buena visión del producto y saber exactamente lo que se quiere.

Desde el principio, es importante tener en cuenta que la dosis adecuada varía para cada individuo, ya que el umbral de tolerancia de la sustancia nunca es el mismo.

Sin embargo, el consumo puede darse de varias formas. El método más común es por vía oral, e incluso aquí hay diferentes formas de ingesta. En primer lugar, lo más fácil es la ingestión directa de unas gotas. Esta es la forma más fácil y rápida de tomarlo, porque el producto pasa a través de la garganta y se propaga directamente en el cuerpo.

A continuación, siempre por vía oral, las gotas pueden aplicarse también bajo la lengua (vía sublingual). El efecto será más lento, porque el aceite se difunde por la boca sin ser ingerido. Lleva un poco de tiempo, pero es eficaz en muchos casos. En ambos casos, puedes enjuagarte la boca unos minutos después con un vaso de agua para eliminar el sabor más o menos molesto de la boca. Los efectos se sentirán en diez o quince minutos.

El aceite de CBD también puede tomarse por vía oral vertiendo unas gotas en la comida o la bebida antes de comer o beber. Este es un método muy conveniente, porque ni siquiera sentirás que lo estás tragando. Esto se debe a que el sabor y el olor quedarán ocultos entre los del plato. Pero los efectos llegarán muy tarde ya que el CBD tendrá que pasar por tu sistema digestivo. Pero de todos modos, en algún momento tendrá efecto y tardará más que el anterior.

Para los vapers, el aceite puede ser consumido por inhalación. Basta con diluir el aceite en el líquido utilizado con el vaporizador.

En un caso diferente al de la vía oral, también es posible utilizarlo a través de la piel. El aceite se aplica directamente sobre la piel como producto cosmético en pequeñas dosis o diluyéndolo en otros aceites para realizar masajes con CBD.

Por supuesto, el aceite tardará mucho tiempo en hacer el efecto deseado, pero lo que cuenta aquí es el resultado final. La recomendación final es no beber ni fumar antes de consumir aceite de cannabidiol para no alterar la concentración preanalizada.

Cada aceite de CBD tiene cantidades muy diferentes de cannabinoides. Sea cual sea el efecto deseado o el síntoma a tratar, es la dosis la que determinará la eficacia de la toma. Así, hay que tener en cuenta el peso, la altura y la edad de cada persona para tener la dosis adecuada para cada individuo.

En relación con el peso, el estudio demostró que las personas con una mayor masa corporal necesitarán más CBD y sentirán el efecto deseado. Como resultado, se ha establecido una regla general para determinar la dosis más adecuada de cannabidiol, que es de 1mg a 6mg por cada 5kg de peso corporal. Esto resulta en una dosis diaria de 20 mg a 33 mg para una persona que pesa unos 90 kg. Una persona que pesa menos de 70 kg puede empezar con 15 a 25 mg al día.

Cabe destacar que cada frasco de aceite de CBD está provisto de un cuentagotas que permite especificar la dosis. Sin embargo, para dosificar correctamente, es necesario conocer la cantidad de CBD que contiene el frasco y la cantidad de cada gota. Esto es muy importante, ya que el número de gotas a consumir varía según la dosis y la concentración de CBD en su frasco. Cuanto mayor sea la dosis, más concentrado será el aceite.

Entonces también es importante empezar con una dosis baja e ir aumentando gradualmente. Esto se debe a que la química corporal de cada persona es diferente, por lo que la reacción del cuerpo al CBD será diferente para cada usuario.

Hay que dar tiempo al cuerpo para que se adapte y empiece a disfrutar de los beneficios del cannabidiol poco a poco. Por lo tanto, comprender las dosis teóricas en relación con la altura y el peso es un paso, pero no hay que subestimar la reacción del cuerpo a las primeras cantidades. Después, sólo hay que aumentar gradualmente mientras se sigue controlando la sensación y los resultados hasta tener la dosis propia.

Por último, para elegir la dosis adecuada, hay que determinar bien el estado médico de la persona. La cantidad de CBD necesaria para un enfermo leve y uno grave no será la misma. Esta parte suele estar reservada a los especialistas en CBD con la participación de los médicos.

La extracción del aceite de CBD es una buena forma de probar el CBD. Antes de probar el aceite, lo primero que hay que saber es su procedencia. Esto significa que primero hay que averiguar qué tipo de planta utilizaron para extraer el aceite. El primer paso es probar las flores de CBD. Los criterios para probarlos son los siguientes:

  • Olor: para reconocer su calidad y contenido en CBD se tiene en cuenta la intensidad del aroma y la fragancia que desprende;
  • Color: un color brillante significa buena calidad e indica un alto contenido de CBD
  • Aspecto: la cabeza debe estar separada de las hojas pequeñas.

Luego, finalmente, se puede evaluar el aceite de CBD. Hay varios métodos para extraer el cannabidiol y algunos de ellos incluso hacen que el aceite sea perjudicial. La presencia de otras sustancias, como el uso de etanol para su extracción, puede ser fácilmente detectada por un alcoholímetro.

El aceite de CBD no tiene efectos psicoactivos. Esto significa que actúa como modulador del THC. El aumento de su concentración reduce los efectos psicoactivos del THC. El profesor Nicolas Authier afirma que el CBD actúa sobre el sistema nervioso central, pero no provoca un cambio en el estado de conciencia. Esto significa que actúa sobre el cerebro para reducir el estrés y la ansiedad, a la vez que proporciona otros beneficios.

Entonces también podría actuar como anestésico, ya que el consumo de CBD puede reducir el dolor corporal. Por lo tanto, no se considera una sustancia psicoactiva, ya que no afecta al estado de ánimo o a la conciencia del consumidor.

La presencia de otras sustancias, como el butano, en el momento de la extracción podría seguir confiriendo al aceite propiedades psicoactivas. Los aceites de espectro aislado son aceites de CBD que sólo contienen CBD.

Un consumidor habitual siempre querría una dosis más alta que la anterior para calificarla como "buena". Cada uno tiene sus propios criterios y formas de elegir el aceite adecuado. Sin embargo, existen algunos criterios generales para elegir el aceite de CBD.

En primer lugar, es fundamental averiguar el origen geográfico del cáñamo utilizado. Es preferible buscar territorios donde haya menos contaminación. En segundo lugar, en lo que respecta a la forma de cultivo, se recomienda el cáñamo de cultivo ecológico o biológico, ya que su cultivo no implica el uso de pesticidas.

Si todavía no está satisfecho, elija entre espectro completo o espectro único. Es aconsejable optar por el espectro aislado. Por último, no olvides consultar marcas y etiquetas de confianza. Evite las nuevas marcas que se lanzan al mercado hasta que no haya recibido comentarios positivos sobre sus productos.

La composición y las concentraciones de cada componente deben ser claramente visibles en el envase. La información de cada gota y la información del frasco completo. Conocer esta información ayuda mucho en la elección del aceite para su uso, ya que la concentración de cannabidiol puede ser muy alta y llegar a ser peligrosa si el cuerpo no está preparado para ello. Para la utilización de cristales en la producción del aceite, se pueden encontrar otros materiales al final del proceso que se mencionarán entre los ingredientes.

Un resumen de un puñado de estudios científicos ha revelado la utilidad médica del CBD. Así que el aceite de CBD puede curar ciertas enfermedades. Los investigadores han aprobado que el uso del aceite de CBD puede tratar:

  • Enfermedad de Alzheimer ;
  • Esclerosis múltiple (EM);
  • Enfermedad de Parkinson;
  • Un accidente cerebrovascular;

Asimismo, puede reducir la inflamación que puede agravar los síntomas neurodegenerativos. Por lo tanto, los efectos del aceite de CBD en los receptores del cerebro también pueden ayudarte a controlar el dolor. Esto significa que tiene un efecto de alivio.

Además, el aceite de CBD ayuda a cuidar el acné. Un estudio demostró que el aceite inhibía la actividad de las glándulas sebáceas. Estas glándulas provocan la producción de sebo, que es la sustancia aceitosa natural que se utiliza para hidratar la piel.Sin embargo, antes de considerar el uso de aceite de CBD para el tratamiento del acné, es esencial discutirlo con su dermatólogo. Se necesitan más estudios en humanos para evaluar los posibles beneficios del CBD para el acné.

El almacenamiento del aceite de CBD es similar al de los alimentos en general. Esto significa que debe almacenarse en un lugar fresco, alejado de la luz directa y de los rayos UV. El mejor lugar que respeta estas condiciones es el armario.

Conservarlo en el frigorífico parece una alternativa, pero esto degradaría la textura del aceite y dificultaría su toma. Por lo tanto, es aconsejable no almacenarlo a una temperatura ambiente superior a 21°C.

Sin embargo, el aceite debe sacarse del frigorífico 10 minutos antes de su consumo. El aceite puede almacenarse a una temperatura ideal de 17°C. Esta es la temperatura que prolongará la vida del producto.

El aceite de CBD es un producto perecedero, sin las mejores condiciones. El producto puede consumirse hasta 6 meses antes de su apertura. Si se sobrepasa este plazo, la calidad del CDB se deteriorará. La fecha de caducidad también muestra la durabilidad del aceite.

Aunque su reputación se basa en los beneficios del CBD, tiene algunos efectos secundarios. Como los informes son escasos, se considera que es nulo. A diferencia del THC, no tiene propiedades psicoactivas. Tampoco es adictivo, a diferencia de otros medicamentos del mercado.

Los efectos secundarios del CBD no son lo suficientemente graves. Los más comunes son

    • boca seca ;
    • mareos y aturdimiento;
    • náuseas;
    • molestias en el estómago;
    • problemas digestivos;
    • dolores de cabeza;
    • disminución del apetito

Sin embargo, un uso más consistente que implique dosis mayores puede provocar vómitos y diarrea, fatiga y somnolencia.

Además, el consumo excesivo de CBD es la única forma de provocar efectos secundarios. Un consumo inferior a 1500 mg al día no afectará a las condiciones del organismo. Durante siglos y desde la introducción de este aceite, nunca se ha reportado una muerte por tomarlo.

Vous n'avez pas trouvé de réponses satisfaisantes ?